Consejos para preparar un examen de inglés oral

Los exámenes suelen generar miedo y si además es oral los nervios pueden jugarnos una mala pasada y paralizarnos. Un examen oral suele resultar generalmente más difícil que uno escrito. ¿Por qué? porque te encuentras cara a cara con tu examinador o incluso un “jurado” al que tienes que responder de inmediato y convencer de tus conocimientos. Por el contrario en un examen escrito podemos tomarnos más tiempo para pensar y ordenar nuestras respuestas, lo que no significa que la mente te juegue una mala pasada y se quede en blanco.

Un examen oral de inglés ponen a prueba nuestra capacidad de escucha, comprensión y respuesta en segundos sin darnos la opción de pensar. En un examen escrito, disponemos de más tiempo con lo que no tenemos la misma presión y además no tenemos que enfrentarnos directamente a los examinadores.

 

¿Cómo afrontar un examen oral de inglés?

Para conseguir aplacar la ansiedad que puede provocarte enfrentarte a este tipo de examen, debes prepararte lo mejor posible y la mejor manera es practicar tu área oral. Para conseguirlo, un método directo-natural es uno de los más apropiados porque te preparará tu área oral y lo que es muy importante: hablarás sin traducir. Con ello pensarás en inglés y te aportará tal seguridad que aplacará tus miedos.
Gracias a este método, tu profesor o profesora te guiará y corregirá los errores que cometas, tanto de estructura, pronunciación o gramática. Lo que se persigue es que te concentres exclusivamente en hablar, lo que hace que este método de aprendizaje sea ideal para prepararse este tipo de exámenes.

También es aconsejable preparar diferentes preguntas que puedan aparecer durante el examen y ejercitar las respuestas. Puedes practicarlo con alguien que hable inglés y así practicarás las preguntas y respuestas repetidamente para que lo interiorices y evites los errores que puedas cometer.

Leer libros y escribir te enseñará el significado de las palabras, pero el habla debes practicarla continuamente para ganar fluidez y asentar la pronunciación y estructuras gramaticales. Con la práctica te resultará mucho más fácil entender y hablar inglés.

Otra opción es que escribas párrafos de un discurso y los recites e incluso escribir las respuestas de las preguntas que puedan hacerte y leerlas en voz alta para interiorizarlas. Realizar estas acciones repetidamente tendrá un efecto boomerang porque recordarás las respuestas y lograrás hacerlo sin tener que leerlas.

Es importante que cuando te estés examinando y no entiendas algo evites preocuparte en exceso porque te atascarás y te generará más nervios de los que puedas tener. Pon todo tu empeño en escuchar y hacerte una idea de lo que esta diciendo la persona que te habla. Quizá no comprendas todas las palabras, pero si comprendes la mayoría seguro que podrás responder a la pregunta. Si aún así, hay algo que no has entendido pídeles que te repitan la pregunta. Procura no pensar en lo que no has entendido para no bloquearte en esa parte y puedas escuchar porque sino no entenderás nada.

Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden a enfrentarte a un examen de inglés oral, así que ¡ánimo! y si lo deseas te invitamos a venir a Callan School of English para aprender a hablar inglés con cualquiera de nuestros cursos de inglés.

Sala multiuso de la Academia de inglés Callan

Glenn H.
Callan Team

Referencias:
. Regader B. ‘5 trucos para evitar los nervios antes de un examen’. Psicología y Mente.
. Nicolás J. 2019. ‘Claves para aprobar un examen de inglés oral’. Callan School of English