La gastronomía forma parte de la cultura de un pueblo y es clave para entender sus costumbres, tradiciones y estilo de vida. Las costumbres culinarias, como punto de encuentro entre culturas, también deben tenerse en cuenta para aprender un idioma como el inglés. Hoy, os proponemos ampliar vuestros conocimientos acerca de la gastronomía británica echando un vistazo a algunos de sus platos más típicos y populares.

 

  • Fish and chips. Se cree que es una variante del pescaíto frito, ya que los inmigrantes judíos sefardíes de Holanda, a su vez originarios de España y Portugal, se establecieron en Inglaterra en el s. XVI y lo introdujeron en el país y se convirtió en un plato muy popular, especialmente entre las clases trabajadoras, hasta formar parte del imaginario popular británico en cuanto a fast food se refiere, aunque la cantidad de establecimientos de fish and chips se ha reducido notablemente en el último siglo. Aunque la receta original marca que debe usarse bacalao, en la práctica es sustituido habitualmente por el anón y, menor medida, por la sardina, la merluza, el lenguado o la dorada.

 

  • Full breakfast (desayuno completo). Originariamente era una forma de aprovechar la comida que sobraba del día anterior y se remonta al s. XIII. Consiste generalmente de huevos fritos o revueltos, panceta, morcilla, salchicha, judías estofadas, hash browns (una especie de patatas fritas rústicas), champiñones y tomate. Se suele acompañar con té o café. En algunas zonas no se come sólo para desayunar sino durante todo el día. Existen muchas variedades según el lugar donde se degusta, entre las que destacan: el desayuno inglés, que incluye tostadas o pan frito y puré de patata, el desayuno completo irlandés, que incluye morcilla blanca (white pudding), el desayuno completo escocés, que incluye tortas de avena y pudding de frutas, el desayuno completo galés, que incluye puré frito de algas con avena, y el desayuno completo del Úlster, que incluye pan de patata o pan de soda relleno con panceta, salchicha o huevos fritos.

 

  • Sunday roast. Asado de carne (pollo, cordero, cerdo o roast beef) acompañado con patatas asadas o puré de patatas y zanahoria, coles del Bruselas, guisantes o brócoli asados o hervidos, entre otros. Como su nombre indica, suele ser la comida típica de los domingos. Dependiendo del tipo de carne, la salsa de acompañamiento varía: con ternera salsa de sebo o rábano picante, pudding de Yorkshire o mostaza inglesa; con cordero salsa de pan, manzana o arándanos o gelatina de grosella roja.

 

  • Curry. La gastronomía británica está altamente influenciada por el pasado colonial del país, especialmente por la gastronomía surasiática, por lo cual utiliza muchas especias y de la cual ha adoptado o adaptado muchas características. La primera mención al curry en un menú data de 1773, mientras que el primer restaurante indio en el país abrió en 1809. Se volvió popular en los años 60 y 70 del s. XX, debido a la proliferación de restaurantes regentados por inmigrantes procedentes del subcontinente indio. Tal es su popularidad que actualmente se considera un plato nacional adoptado y se usa con muchos platos de origen tradicional británico.

 

  • Chicken tikka masala. El lugar y el año de su origen no están claros, ya que mientras hay quien dice que surgió en la India en los años 70 del s. XX, otros aseguran que se inventó en el Reino Unido, una década antes, de la mano de chefs inmigrantes procedentes de lo que hoy es Bangladés. Robin Cook, antiguo Secretario de Asuntos Exteriores del gobierno británico, lo describió como el «verdadero plato nacional británico», al que se añadió la salsa masala para “satisfacer el deseo de los británicos de acompañar la carne con gravy [una salsa con los extractos de la cocción de verduras y carnes]”. Esta plato se elabora con trozos de pollo deshuesado marinado con especias y yogur y que se cocina a fuego lento. Este plato es muy similar al pollo tikka indio y su rasgo distintivo es la salsa masala, compuesta de una gran variedad de especias.

 

  • Scotch egg (huevo escocés). Parece una croqueta redonda por fuera, pero en realidad se trata de un huevo duro recubierto con carne de salchicha picada y rebozado en pan rallado, que se puede hornear o freír. Es común comerlos en un picnic y suelen encontrarse en casi cualquier puesto de comida.

 

  • Pudding. Este plato es en muchas ocasiones salado y forma parte de una comida, cuando no se especifica esta característica suele ser un postre. Habitualmente se cocina con leche, huevo, frutas o natillas y puede contener bizcocho, sémola, arroz o migas de pan.

 

  • Apple pie (tarta de manzana): Similar a la tarta Tatin francesa, es también muy popular en los Estados Unidos, donde de hecho se ha convertido en un símbolo nacional. Se suele servir con helado o nata montada. La receta original es de 1381.

Para nuestra academia de inglés en Barcelona es importante que descubras las distintas facetas de la cultura inglesa. Aprender un idioma no es sólo asistir a unas clases de inglés para hablar y estudiar la gramática, también hay que entender la mentalidad de las personas.

¿Con cuál te quedas?
 

Jordi N.
Callan Team