Las aficiones y el inglés

Aprender un idioma puede ser complicado para algunas personas, incluso a pesar de llevar años intentando aprenderlo. El inglés es uno de esos idiomas que puede resultarnos más difícil de adquirir y puede deberse a diferentes motivos, si los descubrimos podremos aplicar algunos recursos que nos ayuden a superar esa barrera que nos impide progresar. Sí, ya sabemos que cuando se convierte en una necesidad u obligación nos provoca estrés e incluso el efecto contrario al que buscamos, por eso hoy os proponemos que aprovechéis vuestras aficiones para mejorar vuestro nivel de inglés.

Es cierto que para algunas personas que se apuntan a una academia para aprender un nuevo idioma lo ven como un “castigo” o se sienten obligados porque “se tiene que hacer” y no ven los beneficios o las posibles maneras de aplicar aquello que se aprende.

Sin embargo, lo que se aprende en una escuela de idiomas es muy valioso y tiene muchísimos usos fuera de la clase; desafortunadamente hay ocasiones en las que lo que estamos aprendiendo no lo ponemos en práctica fuera de la clase, ya sea viendo películas en versión original, leyendo o participando en actividades en inglés fuera del aula, como la que os proponemos en Callan Barcelona. Lo importante es conseguir empaparse de esa nueva lengua lo máximo posible y que forme parte de nuestro día a día.

Combinar las aficiones personales con el inglés puede ser una magnifica manera de disparar la motivación e interés por este idioma. Y claro que podemos aplicarlo a cualquier hobbie, desde videojuegos a cocina, pasando por automóviles, cine, historia, deporte, etc … y ¿por qué las aficiones? porque nos interesan, nos gustan y de manera subconsciente queremos saber más y les dedicamos gran parte de nuestro tiempo libre; ¿no sería increíble poder compartir este tiempo de ocio con otras personas, poder leer sobre diversos temas, escuchar podcast, ver vídeos? Esa motivación puede ser un excelente motor que nos ayude a conquistar el idioma.

Esta combinación es una brillante idea que nos ayudará a practicar más sin querer. En nuestro tiempo libre iremos de cabeza a lo que nos gusta y al ser en inglés estaremos practicándolo. No desesperéis si en una semana no lo notáis, es normal, pero a lo largo de los días habréis sumado muchas horas de práctica.

Tomemos el fútbol por ejemplo, un aficionado al fútbol probablemente seguirá de cerca los partidos de la liga de su país pero el fútbol es un deporte internacional y es muy posible que en algún momento ese aficionado o aficionada sienta interés por equipos de otros países; si no puede disfrutar al máximo porque no entiende lo que dicen los jugadores, las comentaristas, los periódicos … por no saber inglés, qué es el idioma más extendido en el mundo, se estará perdiendo horas de entretenimiento y disfrute.

Así que, si aplicamos a nuestras aficiones el inglés podremos comprobar lo que hemos aprendido e interiorizado en la academia. Imaginad lo que llegamos a sentir cuando leemos u oímos algo y reconocemos un verbo, una estructura o un tiempo verbal, en ese momento nos sentimos realizados, y vemos nuestro progreso. Sin duda, comprobar esta evolución nos ayuda a ganar confianza y a valorar que lo que trabajamos en la academia es sumamente eficaz.

Por tanto si queremos agilizar nuestro aprendizaje en el idioma, en Callan School Barcelona estamos convencidos que introducirlo en alguna de nuestras aficiones es una gran idea y los frutos de ese esfuerzo se ven con el paso del tiempo. Por eso os animamos a utilizar alguno de vuestros hobbies y practiquéis el inglés que os estamos enseñando, porque como decía Antoni de Saint-Exupéry “Un objetivo sin un plan es solo un deseo”

 

J. Nicolás
Callan Team

Referencias:
. Pressman S., Matthews K., Cohen S., Martire L., Scheier M., Baum A. and Schulz R. 2009. ‘Association of Enjoyable Leisure Activities With Psychological and Physical Well-Being’. Psychosom Med. 2009 Sep; 71(7): 725–732.