¿Un Profesor nativo o no nativo? Esa es la cuestión.

Esta pregunta que planteamos puede generar cierta polémica, porque si aprender un idioma es complicado, enseñarlo exige una serie de condiciones específicas. Una de esas condiciones es que la persona que enseña una lengua debe reunir las características necesarias que le capaciten para desarrollar esta importante tarea.

Porque aprender otro idioma nos obliga a abrir nuestra mente a un nuevo lenguaje e incluso a otra forma de ver la vida y el profesor es la persona que tiene que acompañarnos en ese camino para alcanzar nuestra meta. Para conseguirlo es imprescindible que su formación esté orientada en la enseñanza de lenguas extranjeras.
Cuando queremos estudiar un idioma debemos plantearnos diferentes cuestiones como: cuál es la academia más adecuada y cuál es su equipo profesores. Elegir una buena academia es primordial, pero lo esencial será su cuerpo docente ya que ellos constituyen la base del éxito.

El debate sobre si es mejor un profesor nativo o no, está abierto, y aunque la respuesta nos parezca clara y nos inclinemos por un nativo, siempre debemos valorar sus actitudes y aptitudes. Para enseñar un idioma no basta con ser nativo, es imprescindible tener la formación y destrezas adecuadas, primero para enseñar los conocimientos correspondientes y segundo, pero no por eso menos importante, para saber transmitir lo que se está enseñando.
En muchas ocasiones cuando acudimos a cualquier tipo de clase pensamos: “qué bueno es este profesor”; si reflexionamos sobre este pensamiento podremos darnos cuenta que, probablemente, no sea tanto por lo qué nos está enseñando sino por cómo nos lo está enseñando. Sin duda, si el docente empatiza con nosotros y sabe transmitir los conceptos, el aprendizaje será mucho más fácil y logrará que interioricemos todo mucho mejor.

La vida es un aprendizaje continuo, es un viaje en el que compartimos conocimientos constantemente, en el que nos encontramos con personas que saben muchísimo y con las que sin embargo aprendemos poco y con personas, igual de preparadas, con las que aprendemos constantemente. ¿Qué es lo que les diferencia?, posiblemente, su modo de enseñar.
Por eso los profesores de idiomas deben estar formados y cualificados para enseñar una lengua extranjera y en Callan School Barcelona estamos convencidos de ello, por eso pedimos a nuestros profesores nativos las competencias necesarias para impartir nuestros cursos de inglés. Además los preparamos y entrenamos en el Método Callan, el método de enseñanza que utilizamos para enseñar a hablar inglés.

Entonces, quién nos puede enseñar mejor un idioma ¿un profesor nativo o uno que no lo es?
Quizá, el planteamiento de la pregunta no sea el correcto porque lo realmente importante es que los profesores, nativos o no, tengan las competencias necesarias para enseñar a hablar inglés.

Es cierto que si nos inclinamos por un profesor nativo adquiriremos una pronunciación más natural, nos empaparemos de su acento y aprenderemos con alguien que tiene un vocabulario muy variado y un dominio de muchos más registros que los formales.
Aunque, puede ser que los profesores no nativos, como argumentan sus partidarios, tengan más margen de comunicación y entiendan mejor las necesidades lingüísticas del alumno al haber aprendido la lengua de la misma forma que sus educandos. Sin embargo, los expertos y pedagogos señalan que si ya tenemos cierto nivel del idioma, las clases con profesores nativos son más eficaces y productivas.

Cuando acudimos a una academia de idiomas, no estamos entrando en el ámbito de la educación obligatoria, vamos voluntariamente porque estamos interesados en aprender y lo que buscamos es la efectividad y, sin duda, la mejor forma de aprender un idioma es hablándolo y escuchando acentos autóctonos. Tanto es así, que recomendamos la rotación de profesores procedentes de distintos lugares para que nuestros oídos reciban inputs nativos constantemente, incentivándonos a hablar y mejorando nuestra seguridad en el área oral.

Como podéis comprobar, nuestra respuesta al debate será que es mejor un profesor nativo, y sin desdeñar la labor de los profesores no nativos altamente cualificados, preferimos los nativos, para nuestros cursos de inglés, porque así se aprende la lengua de una persona que la utiliza como herramienta de aprendizaje y que la tiene totalmente interiorizada. Al fin y al cabo buscamos aprender un idioma para comunicarnos con fluidez, sin tener que traducir y como nuestro oído tiende a la reproducción, será mejor escuchar a un nativo inglés. Como dice Rita Mae Brown “El lenguaje es el mapa de carreteras de una cultura. Te dice de dónde viene su gente y hacia dónde se dirige”
 

C. Rodríguez
Callan Team

. KRASHEN (1982): «Principies and Practice in Second Language Acquisition» Oxford, Per-gamon.
. DAVIES, A. (1991): The Native Speaker in Applied Linguistics» Edinburgh University Press.
. BARNÉS, H. «Esto es lo que piensan los profesores nativos de nuestra forma de aprender inglés»